All you need is love - BrandMedia
Somos una agencia de publicidad especializada en marketing online con más de 20 años de experiencia en el sector. ¡Cuéntanos lo que necesitas!
Agencia de publicidad y marketing online
17556
post-template-default,single,single-post,postid-17556,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_popup_menu_push_text_top,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.4,vc_responsive

All you need is love

Cada día los consumidores ven innumerables marcas de las cuales recordarán muy pocas y comprarán todavía menos. Hay infinidad de productos prácticamente iguales que resuelven los mismos problemas. ¿Cómo hacer que escojan el nuestro? Pues consiguiendo que la marca vaya más allá de la marca:

  1. Todo el mundo necesita emociones, y la que está por encima de todas es el amor. Las reglas del amor para las marcas son las mismas que se aplican en la vida diaria, es decir, requiere una inversión de tiempo y debe ser recíproco.
  2. Ante todo respeto. Según Roberts, creador de la teoría de las lovemarks, el amor necesita respeto desde el primer momento, las empresas deben respetar a sus clientes para establecer una relación de confianza y esto se consigue con compromiso, innovación y sinceridad.
  3. Las empresas debe ser apasionadas, estar enamoradas de sus productos. Si tú no crees en tu marca y en tus productos, ¿Cómo lo van a hacer los demás?
  4. Convertir la marca en un mito. Esto solo se consigue contando buenas historias. Para ello no hay que mentir, solamente saber que decir, cómo decirlo y cuándo decirlo. Además las grandes historias son puntos básicos para crear y mantener misterio, elemento indispensable en una lovemark.
  5. Es necesario llegar a todos los sentidos, y las claves para ello las encontrarás en nuestro post ¿a que huelen las marcas?
  6. Ser inalcanzable. Algunas personas saben que jamás podrán tener un coche Ferrari y esa misma razón es lo que les lleva a amar la marca.
  7. La propiedad (emocional) pertenecerá a las personas que la aman la marca y no a la compañía.

Cuando hablamos de lovemarks, solemos pensar en grandes marcas, como Starbucks, Disney, Coca-cola, Apple o Harley Davidson, pero no solo las grandes marcas pueden posicionarse como lovemarks, actualmente las PYMES comienzan a posicionarse también de esta forma, como por ejemplo ciertas barberías como la New York Barber Shop, en Rotterdam,  o el caso de Williamsburg, una pequeña tienda vintage en Madrid, de la que se enamoró Sarah Jessica Parker.

Además las lovemarks no solo son productos, de una ciudad, un equipo de fútbol o de una persona se puede hacer una lovemark hoy día.

 

Infografía: Google

BrandMedia
brand@brandmedia.es