E-mail, SMS, WhatsApp... nuevos "modos" de prueba documental - BrandMedia
Somos una agencia de publicidad especializada en marketing online con más de 20 años de experiencia en el sector. ¡Cuéntanos lo que necesitas!
Agencia de publicidad y marketing online
16957
post-template-default,single,single-post,postid-16957,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_popup_menu_push_text_top,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.4,vc_responsive

E-mail, SMS, WhatsApp… nuevos “modos” de prueba documental

Estudiamos los pormenores de la presentación y sobre todo de admisión o inadmisión por parte de los juzgados y tribunales de los emails, mensajes SMS y WhatsApp como medios de prueba.

 

En la actualidad, cada vez es más normal utilizar las nuevas formas de comunicación que trae consigo el avance tecnológico, tales como correo electrónico, WhatsApp, Twitter, etc, como indicios o pruebas de la comisión de un delito.  Dichos medios de comunicación, sustituyen cada vez más a los medios tradicionales de comunicación como es por ejemplo el correo postal. A estos avances no es ajena la ley, que ya introduce el concepto de documento electrónico, que supone el nuevo soporte en el que se pueden “documentar” de forma fehaciente estas nuevas formas de comunicación a efectos de su presentación como medio probatorio eficaz ante tribunales y juzgados.

whatsapp-mainDichos medios de prueba deben ser incorporados en soporte papel al procedimiento penal. Los juzgados y tribunales admiten dichas pruebas tras realizar un cotejo de las mismas. En el caso de WhatsApp, se requiere que el juzgado acuda con el dispositivo móvil y se coteje su contenido desde el propio dispositivo con lo aportado en papel, comprobando que coinciden ambas conversaciones, así como el modelo y número del teléfono móvil.

Pero, ¿qué requisitos debe reunir “la prueba electrónica” para su presentación ante juzgados y tribunales? Este medio probatorio es susceptible de ser admitido si se impugna por la parte contraria, en la generalidad de las veces es así, salvo que este documento este certificado por una empresa cuyo objeto mercantil sea certificar documentos electrónicos. También está la posibilidad de que la prueba electrónica sea impugnada por la parte contraria, lo que hace que entren en juego los mecanismos de cotejo o ratificación de la prueba regulada por la Ley de Enjuiciamiento Civil.

Además, no sólo los emails o mensajes de WhatsApp son los posibles documentos digitales que sirven como pruebas documentales, sino que se pueden encontrar elementos de prueba en las redes sociales, el Outlook, los servidores, el GPS, las tablets, etc. Un ejempo de ello es lo que ha ocurrido recientemente con el youtuber JPelirrojo, el cual ha sido despedido por la marca Nestlé por “alegrarse” públicamente mediante tuits de la muerte de un torero. La polémica comenzó por un tuit ofensivo hacia los toreros, que actualmente no aparece en su timeline. Las quejas por parte de los usuarios llegaron hasta la marca, que ante la amenaza de boicot por parte de los consumidores, decidió que JPelirrojo dejara de ser imagen de la campaña de Maxibon.

Por tanto, ¿realmente somos conscientes de todo lo que puede pasar cuando escribimos un mensaje? ¡Cuéntanos tu opinión!

BrandMedia
brand@brandmedia.es