¿Cuánto de segura es tu contraseña? - BrandMedia
Somos una agencia de publicidad especializada en marketing online con más de 20 años de experiencia en el sector. ¡Cuéntanos lo que necesitas!
Agencia de publicidad y marketing online
16922
post-template-default,single,single-post,postid-16922,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_popup_menu_push_text_top,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

¿Cuánto de segura es tu contraseña?

Ayúdanos a difundir el buen contenido:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El mundo entero está cada vez más conectado y todos guardamos en dispositivos móviles o en la red toda nuestra información personal. Por ello, el uso de contraseñas seguras se hace cada vez más imprescindible.

 

contra

Siempre que utilizamos una contraseña tenemos que buscar la máxima seguridad, ya que actualmente, descifrar una contraseña no es tan complicado como podría parecer. Uno de los mecanismos para lograr la confidencialidad de los datos es el uso de contraseñas, pero el principal problema que nos encontramos es que existen multitud de contraseñas débiles que permiten a los intrusos atacar el sistema comprometiendo su seguridad. La solución ante esto es crear contraseñas complejas que aunque sean difíciles de recordar, otorgan un grado de seguridad más elevado.

¿Y cómo se consigue una buena contraseña? Lo principal es que tenga como mínimo ocho caracteres, combinado con letras minúsculas y mayúsculas, signos de puntuación y números. Veamos en detalle los puntos a tener en cuenta a la hora de crear una contraseña:

  1. Longitud. Cuanto más larga sea, mayor será la dificultad de descifrarla, debido a que el número de combinaciones que hay que probar es mucho más alto.
  2. Combinar números, minúsculas y mayúsculas y signos. Si queremos que nuestra contraseña sea fuerte, debemos introducir por medio símbolos que pueden ser signos de puntuación, interrogación, etc.
  3. Evitar las palabras o combinaciones básicas. Una palabra que aparezca en el diccionario es algo básico, ya que es una de las primeras combinaciones que se probarían. En caso de que la palabra fuese básica, es bueno que algún número o símbolo “se cuele” por medio. Lo mismo ocurre con las combinaciones básicas como por ejemplo “123456” o “password”. Suena extraño, pero según un estudio, ambas son las dos contraseñas más utilizadas por los internautas de habla inglesa.
  4. No utilizar siempre la misma contraseña para todo. Debes tener una distinta en cada sistema, ya que si alguien descubre una contraseña, podrá utilizarla en todo lo demás. Si dan con tu contraseña, lo has perdido todo. Y muchas personas no siguen este consejo porque temen no recordar todas las contraseñas. Es cierto que lo más seguro es memorizarlo en tu cabeza, pero existen técnicas que nos permiten utilizarlas sin necesidad de anotarlo en ningún lugar ni decírselo a nadie más.
  5. No juegues con tu información personal. Tu nombre, fecha de cumpleaños, número de teléfono, dirección, apodo, etc, son datos que de una forma u otra los tienes publicados en internet a veces hasta sin ser conscientes. Si tu contraseña es el nombre de tu mascota, solo basta con entrar en tu perfil de Facebook y con poca dificultad encontrar una foto con tu mascota y su nombre escrito.
  6. Cambia de contraseña cada cierto tiempo. Es algo que no se suele hacer y acabamos manteniendo la misma contraseña a lo largo de mucho tiempo. Pero lo cierto es que una buena práctica de seguridad es cambiar al menos una vez al mes la contraseña en cada uno de los servicios que utilizas.

Ahora que ya conoces las claves para tener una buena contraseña, ¿te gustaría saber cuánto tiempo se tardaría en descifrar la tuya? Puedes comprobarlo con el Secure Password Check de Kaspersky Lab, una de las empresas líder en seguridad IT.


Ayúdanos a difundir el buen contenido:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
BrandMedia
brand@brandmedia.es