Marcas que se han convertido en nombres genéricos - BrandMedia
Somos una agencia de publicidad especializada en marketing online con más de 20 años de experiencia en el sector. ¡Cuéntanos lo que necesitas!
Agencia de publicidad y marketing online
16527
post-template-default,single,single-post,postid-16527,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_popup_menu_push_text_top,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

Marcas que se han convertido en nombres genéricos

Ayúdanos a difundir el buen contenido:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

¿Marca o producto?

 

 ¿Quién no ha pedido alguna vez un Kleneex? ¿O ha comprado un Chupa-Chups? Cuando lo hacemos, lo que estamos pidiendo realmente es un pañuelo de papel y un caramelo con palo de cualquier marca. Puede que ni si quiera seas consciente de que Kleneex o Chupa-Chups son nombre de marcas registradas y no nombres de productos. 

Son muchas las marcas que gracias a su gran éxito y recuerdo han quedado grabadas en la mente de los consumidores, logrando relacionar su nombre con el de un producto inventado por ellos o de alguna forma mejorado. Todas las marcas desean hacerse un hueco en el inconsciente del consumidor y convertirse en una referencia para una categoría de productos, pero cuando lo consiguen, no todo es perfecto.

El hecho de que sobrepasen esa barrera convirtiéndose en lo que sería un ejemplo de marca bien trabajada, supone a veces un problema, ya que muestra que la marca no ha sabido transmitir su valor diferencial con respecto a la competencia.  Un ejemplo de ello es el caso de Danone, que hace años se encontró con este problema. La mayoría de sus productos tenían ya un nombre genérico (Yogurt Danone, Natillas Danone…), y cuando aparecieron las marcas blancas, los consumidores compraban natillas fueran de la marca que fueran. Para evitarlo, Danone realizó una gran campaña de naming y branding en la que le dio un nombre diferente a cada uno de sus productos, pasando a ser: Danonino, Danet, Danacol, etc. Así, sus productos pasaron a ser marcas con nombre propio y dejaron de ser genéricos.

Pero no todas las marcas se han convertido en nombres genéricos de igual forma, sino que se diferencian por tres categorías: los 100% genéricos, que son marcas que prácticamente son mencionadas como un tipo de producto; los 50% genéricos, es decir, marcas que a pesar de que se les menciona como un tipo de producto, no han perdido su identidad; y los genérico regionales, que son el resultado de la mezcla de las dos anteriores, pero creadas y desarrolladas en una región específica.

Lo interesante sería pertenecer a los productos 50% genéricos, ya que las marcas están muy bien posicionadas en la mente de los compradores y aunque se usen con nombres genéricos, los clientes exigen esas marcas. Es muy importante crear marcas con nombres originales y hacer una buena estrategia de branding y comunicación para conseguir un buen posicionamiento de marca.

¿Tienes curiosidad por saber qué otras marcas se han convertido en nombres genéricos? En la imagen te mostramos algunos de los ejemplos más sorprendentes.

marcas-nombres-genericos

Y a ti, ¿qué otras marcas se te vienen a la mente?

 

¿Tienes un proyecto en mente? ¡Contacta con nosotros! 


Ayúdanos a difundir el buen contenido:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
BrandMedia
brand@brandmedia.es